Saltar al contenido

¿Qué animales son anfibios?

Entre todas las familias de animales, los anfibios representan un tipo muy característico y poco conocido. Generalmente, sus crías mantienen una respiración branquial, mientras que al alcanzar la edad adulta, se pasa a una respiración pulmonar. Para ejemplificar este grupo, te diremos con detalle qué animales son anfibios.

 Las familias de animales

 Qué animales son anfibios

Seguramente, desde la escuela te enseñaron a reconocer las características específicas que tiene cada animal y, mediante ellas, definir a qué clase o familia pertenecen. Así encontramos mamíferos, aves, insectos, peces, reptiles, anfibios, entre otros. Cada una tendrá una similitud de condiciones entre todos los miembros de su grupo. En base a esto, podemos afirmar que los anfibios presentan las siguientes particularidades:

  • Son vertebrados

Durante su desarrollo, presentan grandes cambios en su anatomía, conocida como metamorfosis.
En su etapa larvaria, su hábitat es necesariamente húmedo (por su respiración branquial), posteriormente pueden subsistir en un entorno semiterrestre.

  • La piel es, con frecuencia, húmeda y lisa
    Muchos tienen facilidad para adaptarse a los colores de su medio, como forma de resguardo frente a sus cazadores.
  • En cuanto a la alimentación, se mantienen de vegetales durante la época larvaria, luego mantienen una dieta a base de insectos.

Clasificación de los anfibios

Para responder qué animales son anfibios, hace falta establecer las tres clases principales de anfibios, que enumeraremos a continuación:

Anuros

Incluyen a dos de los tipos más conocidos de anfibios: los sapos y las ranas. La condición principal para pertenecer a este subgrupo es la ausencia de cola. Además, por las proporciones mayores de sus extremidades traseras a las delanteras, son capaces de dar saltos muy altos y de buena longitud. El tamaño de su cuerpo es variable, pudiendo alcanzar los 30 centímetros en algunas especies.

Como es muy común aseverar que los sapos y las ranas son más o menos lo mismo, conviene saber sus diferencias más resaltantes:

  • Las ranas tienen una piel más delgada y lisa, muy húmeda pues su hábitat principal está dentro del agua.
  • Los sapos poseen una piel más gruesa y rugosa, alcanzan mayor peso y son menos ágiles. Suelen habitar en tierras húmedas.

Caudados

En este subgrupo se encuentran los tritones y las salamandras. Estos caudados si cuentan con cola y tienen una piel rugosa que hace parecer que tienen escamas. Además, tienen una alta posibilidad de adaptación al medio, por lo que cambian de color con facilidad. En cuanto al tamaño, pueden ir desde los 30 centímetros hasta un metro, aproximadamente. Suelen confundirse con lagartos pequeños, sin embargo, la diferencia básica es que los caudados no tienen escamas reales. Un dato curioso es que este tipo de animales es capaz de regenerar algún miembro de su cuerpo (como la cola) que haya sido mutilado.

Cecilias

Es el grupo más pequeño y menos diverso. Sus cuerpos conservan la forma de gusanos, por lo que suelen ser confundidas con lombrices de tierra. No tienen extremidades y su hábitat se encuentra en tierras muy húmedas (donde se entierran) o bajo el agua. Su longitud puede llegar a alcanzar el metro y medio. Su aparato vertebral es el más primitivo, sus vertebras se disponen una detrás de la otra en forma de anillos.

Otros datos para identificar qué animales son anfibios

 Qué animales son anfibios

Aunque las caracterizaciones dadas en los párrafos anteriores son las más relevantes, existen algunas otras que te ayudarán a diferenciar, con claridad, los anfibios de otras especies:

  • No tienen aletas, sus extremidades se componen de patas con apoyos lisos, en su mayoría.
  • Son de sangre fría, por lo que tienen fácil adaptación a la temperatura de su entorno.
  • Su reproducción es básicamente ovípara, siendo la fecundación de forma externa a través de la colocación de huevos en el agua.